El estudio del pasado mediante la Arqueología
  • Wix Facebook page

Si se mira lejos hacia atrás resulta que en la historia existieron otras poblaciones y otras formas de relacionarse con el medio ambiente diferentes de las actuales. No todas estas sociedades contaron con la escritura para expresarse o para dejar testimonio de su existencia. De hecho la escritura es un invento reciente de la humanidad si tenemos en cuenta que los primeros antepasados de nuestra especie existieron hace alrededor de 2 millones de años. Para conocer esta parte no escrita de la historia, la Arqueología investiga los restos materiales que se generan cuando las personas realizan distintas actividades.

El estudio del pasado mediante el análisis de restos materiales se sustenta en que éstos son indicios de las acciones que los originaron. Las posibilidades de generar conocimiento con este abordaje están condicionadas por el estado de conservación de los materiales y los modos en que estos llegan a formar parte del presente. Por ello, para los estudios arqueológicos resulta fundamental reconocer los procesos que pudieron intervenir a lo largo de la historia de vida de esos objetos. Además, las preguntas y problemas que pueden resolverse están asociados al tipo de materiales que se conservan hasta el presente.

Así por ejemplo en el caso de las sociedades que habitaron los humedales del río Salado, los materiales que evidencian la presencia de poblaciones prehispánicos están compuestos mayormente por fragmentos de alfarería, huesos de animales, restos de pigmentos, puntas de flecha, bolas de boleadora y variados objetos manufacturados en piedra. Estos materiales sufrieron modificaciones a lo largo del tiempo debido los intensos procesos poblacionales de nuestra región. Están depositados en el terreno de forma mezclada, dispersa y altamente fragmentados debido a diversos factores entre las que se puede mencionar los ciclos de seca e inundación, el pisoteo de animales, las actividades agrícolas y ganaderas; la sustracción de grandes extensiones del terreno a causa de obras de canalización, y a menor escala, el movimiento del suelo debido a la acción de pequeños roedores y de las raíces; entre otros.

 

En función de estos aspectos hemos elaborado una serie de estrategias de investigación para generar explicaciones sobre aspectos relacionados con la producción tecnológica (de alfarería y herramientas líticas); las estrategias de movilidad utilizadas para habitar el paisaje de los humedales y aprovechar sus abundantes recursos; las formas de alimentación; formas de intercambio y comunicación por largas distancias, temas que se vinculan con aspectos simbólicos de las sociedades del pasado. La complejidad involucrada en estos aspectos hace necesario que las investigaciones arqueológicas se realicen en equipo integrando distintas perspectivas disciplinarias. En esta tarea participan: arqueólogos/as, antropólogos/as, geólogos/as, ceramistas, especialistas en estadistica, geógrafos, biólogos, entre otros. Además, incluimos la consulta con personas cuyo saber sobre aspectos específicos (por ejemplo, pescadores y cazadores) es fundamental para generar un marco comprensivo de los materiales investigados.